Buscar

Marta y Álvaro: una boda llena de luz.



Marta y Álvaro, se casaron el 25 de septiembre de 2021 en la Basílica de Santa María la mayor de Linares, Jaén. Su historia es de las que nos hacen soñar, un amor adolescente e inquebrantable, como me explica la novia -"Empezamos a salir juntos hace 13 años, yo por aquel entonces tenía 15 años y el uno más, desde entonces inseparables."- y su pedida tan sencilla como especial, nada pretenciosa, como ellos -"Me pidió matrimonio al atardecer en Vejer de la Frontera, Cádiz, un 14 de julio de 2020, justo en pleno COVID. En cuanto hincó la rodilla en el suelo me enseñó el anillo llorando, y yo no pude hacer otra cosa que llorar y abrazarle."-


Los preparativos de la boda fueron complicados, con muchos kilómetros de por medio, pero aún así, podían más las ganas y la ilusión -"Había que viajar mucho para que todo saliera perfecto... No obstante, lo recuerdo con mucho cariño."- Me cuenta Marta. Ella es de Sevilla, se casó en Linares y vive en Madrid.


Para el gran día, la maquilló Alejandra García.




El proceso de elección de diseñador para el vestido de novia fue arduo a la par que certero -"Estuve por Sevilla con más de 12 diseñadores distintos, pero ninguno de ellos supo inspirarme y darme la tranquilidad que me dio Teresa Baena. Con esa sencillez, elegancia y amabilidad, hizo que mi madre y yo en cuanto salimos de su taller dijéramos a la vez: ¡¡hemos encontrado diseñadora!! No lo dudamos ni un segundo."-





-"Soy una persona súper convencional y muy clásica. Cuando fui a empezar a ver vestidos sabía perfectamente lo que no quería y lo que sabía que a mi cuerpo no le sentaba bien. Efectivamente en cuanto me probé mi vestido en la primera prueba, supe que había sido el correcto. No me pude ver mas yo el día de mi boda."- La inspiración fue un vestido de Valenzuela, a partir del cual, en el taller de Teresa confeccionaron su propio vestido. Con escote redondo a la caja, manga tres cuartos y varias costuras en el pecho para darle consistencia y estructura, de línea recta de cintura para abajo. Con la espalda abierta enmarcada en forma de lágrima para darle protagonismo, botones joya y una abertura en la falda para darle un toque desenfadado al quitar la cola desmontable.



- "El detalle más especial que llevaba era la liga de mi madre, y en el ramo un broche con la foto de mis dos abuelos fallecidos."- Me cuenta Marta. Además de esto, acompañaban a su look nupcial un tocado ideal de plumas de Buffuna Hats, su anillo de pedida de Suárez, otro en forma de rosetón de M de Paulet, sandalias de Pedro del Hierro y un precioso ramo de flores preservadas.




La ceremonia religiosa se celebró en la Basílica de Santa María la mayor de Linares, a la que llegó acompañada de su padre en un lujoso coche clásico.




La decoración fue muy sencilla: hortensias blancas decorando el altar, paniculata para los bancos, y en la entrada dos columnas de hortensias de 2 metros. La música corrió a cargo de un trío de dos violines y un contrabajo. Hubo ceremonia de velación en la que la novia lució la mantilla de su abuela.




La celebración fue en Finca La Huerta, Jaén. Para la decoración siguieron el mismo hilo conductor de sencillez, pues la finca de por si, ya les encantaba a ambos -"Es muy verde, y con varias luces led quedó preciosa."-




Las mesas con mantelería blanca y sillas de bambú, fueron adornadas con centros rústicos de velas sobre láminas de tronco de árbol rodeadas de eucalipto y limones que les aportaron mucho encanto. La cena la sirvió el catering La manzana de Adán.





El baile nupcial lo abrieron con la canción de Ti amo -"se nos ocurrió bailarla porque salía en nuestra serie favorita que es la casa de papel, y luego rompimos con la canción Baila conmigo para animar a los invitados."- Me desvela la novia. La fiesta fue amenizada al ritmo de Soylpro.


-No hubo cambio de vestido, simplemente me quité el velo y la cola, los zapatos los cambié por unas converse que me regalo mi mejor amiga y me solté el pelo.-



Los encargados de capturar los detalles y momentos de este día tan mágico para Marta y Álvaro, fueron el fabuloso equipo de Perianyiez.


Gracias pareja por permitirme contar vuestra historia.


Laura Valle.

209 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo