Buscar

Isabel. La Grace Kelly de Caprile.

Actualizado: 30 nov 2020

Muchas son las mujeres que sueñan con su vestido de novia desde pequeñas, otras empiezan a hacerlo en una edad más adulta, pero hay quienes no lo hacen y cuando llega el momento, simplemente se dejan llevar. Este fue el caso de Isabel. Una joven de 30 años que dio el sí quiero en la madrileña Iglesia de Santa Bárbara, el pasado 10 de octubre de 2020.


Los preparativos de una boda siempre suelen generar un estrés extra en las novias. Muchas veces las tareas se acumulan debido a la falsa creencia de que el día está lejos. Esto juega muy malas pasadas, ya que te relajas y a la hora de la verdad, te ves con miles de cosas pendientes y los meses se te echan encima. Pueden surgir nuevos problemas que mermen tu tiempo y tu capacidad de actuación. Isabel supo ver esto "Me gusta planificar todo con tiempo, pensando en todo lo que pueda pasar". Lo que está claro es que cuando empezó a gestionar su día, no tenía entre sus planes una pandemia mundial, pero gracias a su carácter tranquilo y su capacidad de organización, todo fue un gran éxito.


"Pienso todo con la cabeza, pero me dejo guiar por el corazón cuando debo".


Si le pregunto sobre qué es lo que quería reflejar con su estilismo, ella me cuenta que no tenía ninguna idea concreta, simplemente quería ser ella misma, "tenía claro que quería ir de novia y no con un vestido blanco."

Lo que sí sabía era quién iba a diseñar su vestido. El elegido fue el gran Lorenzo Caprile, sus antecedentes familiares en su atelier fueron los motivos de peso de su rotunda decisión "le hizo un traje tan especial y con tanto cariño a mi hermana, que no lo dudé ni un segundo". Guarda un grato recuerdo de sus visitas a la casa del modisto y elogia su cariñosa forma de ser recalcando su cercanía "estar con Lorenzo es como un sueño, te trata como si fueras familia y eso no lo hace nadie".


Lo que me cautivó es lo bonita que es la historia que guarda la inspiración de este vestido de novia. Al no llevar ninguna idea establecida en la cabeza, más que la de sentirse como una auténtica novia. Isabel, se dejó llevar por completo y depositó toda su confianza en Caprile. "Cuando entré en el taller Lorenzo me dijo que me imaginaba así de novia, una tipo Grace Kelly, y cuando me hizo el boceto me enamoré."



No es ningún secreto la admiración que Lorenzo Caprile siente por Grace Kelly, ya que han sido varias las veces que la ha tomado como inspiración, a la hora de confeccionar vestidos que le han catapultado en su carrera. Sin ir más lejos, el archiconocido vestido rojo que le hizo a la ahora Reina Letizia para su presentación en sociedad en la boda del Príncipe Federico de Dinamarca y Mary Donaldson, que tuvo lugar el 14 de mayo de 2004, pocos días antes de su enlace con el entonces Príncipe de Asturias, inspirado en un vestido que formó parte del vestuario que Grace Kelly lució en la película «Crimen perfecto».


Debe ser todo un halago que un grande de la moda te imagine vestida como la novia que revolucionó el mundo nupcial. ya que el vestido de boda de la actriz estadounidense Grace Kelly, cuando se convirtió en esposa del príncipe Raniero III de Mónaco el 19 de abril de 1956, es citado como uno de los más elegantes y recordados de todos los tiempos, y uno de los más famosos del siglo XX.​



El vestido, está confeccionado en su cuerpo y falda por un mikado de seda, que le aporta sobriedad y sofisticación, superpuesto en la parte superior por un delicado encaje que le dota de mangas y escote fantasía cerrado a la caja, con una bonita hilera de botones en la espalda. A la altura de la cintura, un elaborado drapeado simula un fajín para hacer la transición a la falda del mismo tejido, con volumen y larga cola.


Nuestro maestro de la costura da un consejo importantísimo a las novias: «No os disfracéis. No es el momento para ser la más original ni la más moderna. Es un día para estar guapa. Como lo estuvieron Grace Kelly y Máxima de Holanda». Dejando patente que para él, es una de las novias referentes por excelencia.

Como complementos para su estilismo Isabel optó por una joya familiar, los pendientes que llevó su madre en su boda y que posteriormente también ha llevado su hermana en su enlace, unas perlas que ya se han convertido en una bonita tradición nupcial para las mujeres de la familia. Además, también tomó prestados los zapatos que esta última utilizó para dar el ¡Si quier0!, unos Scandal en rosa palo, para hacer lo propio en su gran día.



El broche final lo dio con el tocado, algo que no pensó en incluir hasta el último momento.

"Pensé que me faltaba algo, y menudo acierto". Una diadema muy especial realizada por Sombreros Conchitta, donde fue recomendada por Lorenzo. Allí también se dejó llevar "me eligieron el tocado con muchísimo cariño y se encargaron personalmente de recoger la tela en Caprile para que fuese la misma... una maravilla!". De ahí la importancia de rodearse desde el principio de grandes profesionales en los que poder creer a ciegas, que se ajusten a tu estilo personal para que te aconsejen desde su experiencia y te hagan más fácil la toma de decisiones importantes, además de acompañarte en el camino.



Algo que me gusta preguntar a las novias es si a posteriori hubiesen hecho otra elección de vestido o cambiado algo de sus complementos. Considero que es fundamental conocer la experiencia de las recién casadas, para que las futuras, tengan un punto de vista real que tomar como consejo en el proceso de pensar y crear su propio estilismo. "La verdad es que no" - Me contesto.



El maquillaje corrió a cargo de Kike Crespo, sutil y en tonos tierra enmarcando sobre todo su mirada. El moño bailarina tan tendencia fue obra del equipo de Aveda Madrid.


Las espectaculares fotografías fueron captadas por Dos más en la mesa, recientemente reconocidos por la prestigiosa revista Harper´s Bazaar como unos de los mejores fotógrafos del mundo. ¡Y no es para menos!


En definitiva, una novia que lo tenía todo para brillar y así lo hizo. Espero que os haga soñar y ver que el pasado siempre vuelve, se reinventa y sigue siendo igual de maravilloso y, que la situación actual no es impedimento para lucir espectacular si se quiere dar el paso.


Isabel, gracias por confiarme tu historia.


Laura Valle.












958 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo